El hilo dental, un aliado de nuestra higiene dental

La limpieza dental es un parte muy importante para la higiene dental. Hay veces que pensamos que con cepillarnos los dientes más de una vez al día es suficiente. Esta creencia no es completamente cierta.

Limpiarnos los dientes con el cepillo ayuda a quitar la mayor parte de los residuos que nos quedan después de comer. Incluso con los cepillos mecánicos, pese a que la limpieza sea más eficaz que con el cepillo manual no acabaremos de limpiar la placa de una manera total.

Es por ello que necesitamos de otros elementos de limpieza para poder tener una boca limpia y libre de las bacterias que nos pueden causar diferentes enfermedades.

El uso del hilo o seda dental, es una medida de limpieza interdental que nos ayuda a limpiar la boca más a fondo. La función que tiene la seda dental, es eliminar los restos de placa que no conseguimos limpiar con el mero uso del cepillo.

Es importante tener esto en cuenta ya que si esta placa llega a endurecerse, necesitaremos ir a nuestro dentista para que acabe de eliminarla totalmente.

El hilo dental un aliado en nuestra higiene bucal.

Generalmente se recomienda el uso de la seda dental una vez al día. No hay un momento estipulado, cierto es que mucha gente prefiere hacerlo antes de irse a la cama para tener los dientes limpios. Pero otras personas prefieren hacerlo al levantarse o incluso después de comer.

Lo más importante en este sentido es mantener una constancia en los hábitos de higiene bucal, ya que estos nos ayudarán a evitar problemas mayores.

El hilo dental, debería comenzar a usarse desde edades tempranas para ir creando unas buenas costumbres.

Posiblemente cuando comencemos a usar el hilo dental, nos pueda resultar un poco molesto e incluso difícil llegar a todos los dientes, pero como la práctica estas barreras acabarán disipándose.

hilo dental

Registro Sanitario:C..2.5.1/3964 | Aviso Legal