Los piercing orales provocan infecciones y perdida de dientes

Dolor e inflamación, e incluso retracción de las encias, dientes dañados, infecciones e incluso, llegando a la perdida de los dientes próximos a los piercings, son algunos de los efectos secundarios de esta moda.

 

Un estudio publicado por el Journal of the American Dental Asociation (JADA) afirma que las personas que llevan piercing en la boca, estando los más frecuentes en la lengua o en el labio, corren el peligro de sufrir problemas gingivales graves, para los cuales, de momento, ni siquiera la cirugía ofrece solución.

Una de las consecuencias más comunes es la retracción de las encías, con lo que el diente queda desprotegido, quedando visible la raíz,siendo difícil la recuperación de ésta.

En concreto el piercing en la lengua, que es el más común (81%), provoca daños principalmente, el la encía de los dientes antero-inferiores, en la zona de la lengua. El de labio (38%), sin embargo, afecta a la parte frontal de ésta. 

Registro Sanitario:C..2.5.1/3964 | Aviso Legal